COMISIÓN NACIONAL DE BOXEO
 

Ministerio de Cultura

Visto : estos antecedentes en los cuales la Comisión Nacional de Educación Física eleva para su aprobación por el Poder Ejecutivo, el Reglamento de Boxeo Profesional elaborado por la Comisión Nacional de Boxeo, dependiente de este organismo;

Considerando:
I) La necesidad de dictar una reglamentación que comprenda la práctica del boxeo profesional, tomando en cuenta la evolución que ha experimentado durante los últimos decenios;
II) Que las normas contenidas en el Reglamento General de Espectáculos Públicos de Box, aprobado por el decreto del Poder Ejecutivo de fecha 24 de octubre de 1930, carecen de la necesaria actualidad para ser aplicadas a la práctica de un deporte en constante evolución;
III) Que el Estado, por intermedio de sus órganos especializados, debe velar para que la práctica del boxeo se realice dentro de las máximas garantías para los contendores, respetándose sus finalidades específicas sin que se desvirtúen los contenidos humanistas que son razón y esencia de todo deporte.

Atento: a lo informado por la Dirección Técnica de la Comisión Nacional de Educación Física,

El Presidente de la República.

DECRETA:

Artículo 1° - Apruébese el siguiente

 

Reglamento de Boxeo Profesional

 

CAPITULO I

 

Artículo 1° - A partir de la promulgación de este Reglamento, en todo el territorio de la República Oriental del Uruguay, las competencias de Boxeo Profesional y el ejercicio del Boxeo como profesión, se hallan sujetos a las disposiciones de este Reglamento y a las eventuales que adopte la Comisión Nacional de Educación Física o Comisión Nacional de Boxeo en su representación.

Artículo 2° - Ningún pugilista profesional, promotor o empresario, segundo, jurado, árbitro, cronometrista o manager, podrá actuar sin la licencia expedida por la Comisión Nacional de Boxeo.

Artículo 3° - La condición de boxeador profesional corresponde a quien haya competido con otro profesional, y se ajuste a las exigencias establecidas en este Reglamento.

Artículo 4° - El que haya obtenido voluntariamente la Licencia de Boxeador Profesional, pero que no haya realizado combates, con posterioridad a su obtención, podrá desistir de aquel carácter y continuar como aficionado, aún cuando hubiese suscripto contrato y siempre que la Comisión Nacional de Boxeo acuerde anular la referida licencia.

Artículo 5° - Será considerado profesional al boxeador que poseyendo licencia como tal, aunque no hubiera combatido, hubiese percibido honorarios por figurar como “suplente” en alguna reunión boxística.

Artículo 6° - Quienes se desempeñan como boxeadores profesionales por decisión propia o hayan sido declarados formalmente como tales, no podrán en lo sucesivo, volver a actuar como aficionados, ni combatir con éstos.

 

Licencia de Boxeador Profesional

 

Artículo 7° - Toda licencia de Boxeador Profesional tendrá duración de dos años, pudiendo ser renovada a su término o retirada en cualquier momento por la Comisión Nacional de Boxeo cuando a su juicio hubiese motivo para ello. Quién actúe sin estar habilitado, podrá ser penado con suspensión, inhabilitación, descalificación temporal o permanente.

Artículo 8° - El promotor o empresa que deliberadamente o por negligencia permitiera la violación de la disposición precedente, podrá ser sancionado por las autoridades de la Comisión Nacional de Boxeo.

Artículo 9° - La Comisión Nacional de Boxeo es la única autoridad que puede extender Licencias, en el territorio Nacional, pero en los casos en que lo autorice expresamente, también las podrá extender la autoridad oficial que la represente en el Interior del país.

Artículo 10° - Para obtener la Licencia de Boxeador Profesional, el interesado deberá llenar los siguientes requisitos:
a) acreditar su identidad y que cuenta con más de 18 años de edad, presentando documentos oficiales;
b) presentar certificado de Buena Conducta expedido por autoridad policial;
c) tener autorización escrita del padre, madre o tutor o encargado legal quienes sean menores de 23 años de edad;
d) someterse a examen médico que determine el Departamento Médico de la Comisión Nacional de Educación Física;
e) someterse a la prueba de suficiencia que debe rendir ante la Comisión Nacional de Boxeo o quien la represente.

Artículo 11° - La licencia será conservada y no podrá contener raspaduras, enmiendas ni alteraciones. Su extravío debe ser comunicado inmediatamente a la Comisión Nacional de Boxeo.

 

De la revisación Médica

 

Artículo 12° - Para la obtención de la Licencia Profesional, es obligatorio el examen médico del solicitante y comprenderá todos los aspectos que señale la Comisión Nacional de Boxeo, conforme a los detalles que determine el Cuerpo Médico Oficial de la Comisión Nacional de Educación Física.

Artículo 13° - La revisación médica periódica obligatoria para todos los boxeadores profesionales, cada vez que así lo disponga la Comisión Nacional de Boxeo.

 

De las categorías

 

Artículo 14° - Los boxeadores profesionales se dividen en tres categorías: Preliminaristas, Semifondistas y Fondistas.

Ningún boxeador profesional debutante podrá combatir en matches superiores a seis (6) rounds (preliminaristas) y para optar a la categoría siguiente (semifondista) deberá tener registradas no menos de dos peleas en tal condición. Igualmente para actuar como fondista, será necesario haber efectuado dos encuentros como semifondista (8 rounds)

 

CAPITULO II

 

De las reglas oficiales del cuadrado (Ring)

 

Artículo 15° - Será un cuadrado rodeado de cuerdas, que tendrá dentro de éstas y por cada lado, una dimensión máxima de 6.10 metros y una mínima de 4.90 metros:
a) el piso estará constituido por un tablado que ofrezca seguridad y resistencia, sostenido por una armazón sólida de metal o madera. Sobresaldrá de las cuerdas de cada lado 0.50 centímetros como mínimo y su altura del nivel del suelo no podrá ser menor de 1 metro ni mayor de 1.20 metros;
b) Toda la superficie del piso, incluso las partes sobresalientes, estará cubierta por una lona o tela bien fuerte tendida, debidamente sujeta por sus costados; debajo de ella, se colocará un fieltro de espesor de metros 0,0125 (ciento veinticinco diez milímetros) como mínimo y de metros 0,025 (veinticinco milímetros) como máximo.
c) El cuadrado estará rodeado de tres cuerdas fuertes de un diámetro mínimo de metros 0,03 (tres centímetros) y un máximo de metros 0,05 (cinco centímetros) forradas con tela gruesa y suave, y colocadas así: la primera a metros 0,40 (cuarenta centímetros) de altura del piso del tablado, la segunda a metros 0,80 (ochenta centímetros) y la tercera a metros 1,20 (un metro 20 centímetros). Las cuerdas de cada sector estarán libremente enlazadas perpendicularmente en dos sitios s simétricos a la extensión de aquéllas.
d) cada cuerda estará sujeta a postes de madera dura o metal, ubicados uno en cada rincón del cuadrado, mediante tensores de aproximadamente metros 0,30 (treinta centímetros) de longitud. La altura de los postes no excederá de metros 1,35 (un metro treinta y cinco centímetros)
e) Dos ángulos (rincones) diagonalmente opuestos del cuadrado, serán destinados a la atención de los boxeadores (rincón de boxeador). Los otros dos se denominarán “rincones neutrales”
f) En cada “rincón de boxeador” habrá un asiento fijado sobre el extremo de una barra en función de brazo: el otro extremo de la barra se montará en el poste esquinero de modo tal que permita el desplazamiento del asiento hacia fuera del cuadrado y por debajo de la primera cuerda. Al brazo del asiento giratorio estará adherido un aro de metal para colocación de un balde.
g) A falta del sistema detallado en el inciso precedente, podrán utilizarse bancos pequeños que serán retirados del cuadrado al comienzo de cada vuelta del combate.
h) Junto al asiento del boxeador y próximo al mismo, se sujetará un embudo de metal en la segunda cuerda, con caño de goma para descarga, que desembocará en un balde colocado en el piso del local.
i) Se ascenderá a los rincones de los boxeadores por sendas escaleras de madera, de suave declive y peldaños de un ancho aproximado de metros 0,80 (ochenta centímetros)

Artículo 16° - Junto al cuadrado y en uno de los “rincones neutrales”, se instalará el asiento para el cronometrista y un pequeño tablero para colocación de los elementos de control de los combates. En el centro de tres de los costados del cuadrado y junto a éste, se ubicarán los asientos de los jurados, a una altura aproximada de metros 0,50 (cincuenta centímetros) del nivel del suelo. El resto exterior del cuadrado estará rodeado por tablados y bancos destinados exclusivamente a periodistas y fotógrafos a excepción de los extremos de los rincones de los boxeadores, donde se ubicarán los segundos de éstos.

Artículo 17° - Los postes de los rincones de los boxeadores serán pintados de distinto color. Preferentemente uno de azul y el otro de colorado; los dos neutrales llevarán el mismo color de pintura, pero diferente a los otros, preferentemente blanco.

Artículo 18° - Como accesorio de cuadrado, se tendrá siempre a disposición, para cada rincón de boxeador, una bandeja de poca profundidad conteniendo resina molida, un banquito de asiento, una toalla, una esponja, una botella de agua y un cubo, un balde de agua, un tacho con aserrín y un trapo de piso.

Artículo 19° - La iluminación se proyectará verticalmente sobre el cuadrado; será instalada en su centro y lo iluminará por igual en toda su superficie.

 

De la vestimenta

 

Artículo 20° - La vestimenta del boxeador para el combate consistirá en:
a) pantalón corto enterizo, sin botones ni bolsillos, cosido con hilo; cubrirá desde el medio muslo hasta la cintura, donde se sujetará con cinturón elástico liso. Los pantalones con bandas para la cintura, de anchura exagerada, no serán permitidos.
b) calzado liviano de material suave, de suela lisa, desprovista de tacos o clavos, abrochable a cordón.
c) medias cortas tipo zoquete
d) protector genital reglamentario.

Artículo 21° - Declarase indispensable, el uso de protector bucal durante el combate.

Artículo 22° - Podrá el boxeador – mientras no combate – cubrirse con camiseta de media manga y/o salida de baño. Tanto estas prendas como los pantalones pueden llevar inscripciones personales del boxeador en forma moderada. El nombre del país a que pertenece el boxeador, sólo lo podrá usar cuando lo represente y con autorización expresa de la Comisión Nacional de Boxeo, en las camisetas y salidas, sin otra leyenda. Queda terminantemente prohibido exhibirlo en el pantalón.

Artículo 23° - Se prohíbe el empleo de elementos grasos o productos que puedan resultar dañinos o molestos para el adversario, sobre la cara, brazos o cualquier otra parte del cuerpo. Todo boxeador deberá cuidar escrupulosamente el aseo y la prolijidad en su presentación y vestimenta. Al igual, procurará evitar cabellos largos, bigotes, patillas desmesuradas y barba sin rasurar.

 

De los guantes

 

Artículo 24° - En todos los encuentros entre profesionales se emplearán guantes de 8 onzas (171 gramos) para los pesos moscas a liviano inclusive y de 8 onzas (227 gramos) para los demás pesos. Los guantes deben ser de cuero suave y liso, debiendo este material no ser de mayor peso que el equivalente a la mitad del peso total, constituyendo el resto el relleno que puede ser de:
a) crin rizada de caballo y pelo de cerdo;
b) hebras largas de pelo de cabra lavado;
c) felpudo de caballo;
d) espuma de goma.
Los guantes para los matches principales deberán ser nuevos y provistos por el promotor. El relleno de los guantes no excederá de tres cuartos de onza en la muñeca del guante. El peso restante será para el cuerpo del guante. Se usará doble costura. El nudo del cordón se hará sobre la parte exterior de la muñeca. Los guantes a utilizarse serán examinados por el representante de la Comisión Nacional de Boxeo y sus técnicos, en el momento del pesaje y en los vestuarios; por el árbitro sobre el ring o en el vestuario, quienes los harán sustituir por otros en buen estado, si notaran que el relleno hubiera sido desplazado de los nudillos o estuvieran rotos, con rugosidades o en condiciones no convenientes para la seguridad de los boxeadores.

 

Del vendaje

 

Artículo 25° - Las vendas deben contribuir a la protección y no al daño de los boxeadores. Se usará en cada mano una venda de gasa crepé cuyo ancho no debe exceder de metros 0,05 (cinco centímetros) y con un máximo de 5 metros de largo para cada mano.
Solo puede utilizarse cinta blanca adhesiva de un ancho no mayor de metros 0,025 (veinticinco milímetros) y de un largo de metros 0,75 (setenta y cinco centímetros) para cada mano. Las telas o cintas adhesivas deberán usarse únicamente sobre el vendaje dejando al descubierto los nudillos y sólo podrán llegar hasta un centímetro de los mismos. También se admite, sin perjuicio de la disposición anterior, el uso de cinta adhesiva en un solo grosor (cruzada por el dorso de la mano desnuda) para su protección. Queda terminantemente prohibido, pasarla sobre o entre los nudillos

Artículo 26° - No se aplicarán a las manos, ni antes ni después de estas vendadas, líquidos, polvos u otras sustancias de clase alguna.

Artículo 27° - Los vendajes se efectuarán en el vestuario, pudiendo la Comisión Nacional de Boxeo designar veedores para fiscalizar esa tarea.

 

De los pesos

 

Artículo 28° - El peso reglamentario de las distintas categorías es:

Categoría

Hasta kilogramos

o Libras

 

 

 

Mosca

50.802

112

Gallo

53.525

118

Pluma

57.152

126

Liviano Ligero

58.967

130

Liviano

61.237

135

Medio Mediano Ligero

63.503

140

Medio Mediano

66.678

147

Medio Ligero

69.853

154

Mediano

72.574

166

Medio Pesado

79.378

175

 

Más de Kilogramos

o Libras

Pesado

79.378

175

 

Del pesaje

 

Artículo 29° - Cualquiera sea la categoría de los boxeadores, todos deberán someterse al pesaje obligatorio y registrar su peso. El pesaje será hecho a cuerpo desnudo el mismo día del combate, en balanza de peso muerto o a palanca, en el local que establezca la Comisión Nacional de Boxeo.

Artículo 30° - El pesaje se realizará con antelación no menor a 8 horas ni mayor a 12 a la hora fijada para el comienzo del espectáculo. En caso de postergación del combate, es obligatorio realizar nuevo pesaje el día en que la pelea se realice.

Artículo 31° - La Comisión Nacional de Boxeo puede prohibir el combate entre dos boxeadores cuya diferencia de peso sea mayor a la que corre entre el límite mínimo y el máximo de la categoría en que milita el boxeador de peso menor.

 

De los combates

 

Artículo 32° - Los combates entre boxeadores profesionales no tendrán una duración menor de 4 rounds ni mayor de 15 rounds, de tres minutos de combate por uno de descanso.

 

De los segundos

 

Artículo 33° - Los segundos deberán vestir pantalón, camisa, camiseta de manga &media manga) o campera. Todas estas prendas serán de color blanco. Además, deberán usar calzado de boxeo, zapatillas blancas o negras.

Artículo 34° - Cada boxeador deberá tener 2 o 3 segundos, pero dos solamente en el ring, con licencia habilitante otorgada por la Comisión Nacional de Boxeo. De ellos, uno asumirá el carácter de segundo principal. El segundo principal será responsable de los segundos ayudantes. En el caso de que el segundo principal debiera retirarse por cualquier motivo, uno de los restantes asumirá su carácter con idénticas responsabilidades, previa comunicación al árbitro.

Artículo 35° - Los segundos deberán observar en el camarín el vendaje que se practique al boxeador adversario.

Artículo 36° - Cuidarán que durante el combate, no se encuentren en el tablado ninguno de los objetos empleados en la atención del boxeador.

Artículo 37° - Durante el minuto de descanso deberán verificar el estado de prendas, vendas y guantes del boxeador.

Artículo 38° - Los segundos no podrán, durante el desarrollo de las vueltas, dar a su pupilo, por sí o por interpósita persona, instrucción o indicación alguna, sean éstas verbales o por señas o anunciarle, mediante golpes en el cuadrado, o moviendo el asiento o de cualquier otra manera, la proximidad de la terminación de la vuelta. Tampoco podrán, bajo ningún concepto, entrar al cuadrado antes de finalizar la vuelta, salvo disposiciones del árbitro.

Artículo 39° - Ninguno de los segundos podrá dirigirse al árbitro durante el desarrollo de las vueltas. Sólo durante el descanso podrá solicitar correctamente la presencia del árbitro en el rincón para expresarle las consideraciones que estime pertinente.

Artículo 40° - El segundo podrá arrojar la toalla o la esponja sobre el ring en señal de abandono del boxeador que atiende, identificándose subiendo a la escalera.

Artículo 41° - Si la determinación fuera tomada cuando el boxeador está en su rincón durante el minuto de descanso, el segundo dará la señal de abandono en la forma indicada en el artículo anterior, haciendo levantar simultáneamente al boxeador de su asiento en el instante en que sonara la campana anunciando la iniciación de la vuelta.

Artículo 42° - Está prohibido terminantemente:
a) dar al boxeador estimulantes, alcohol, drogas o sustancias químicas (doping) antes o durante el desarrollo de la pelea;
b) triturar o peinar los guantes en ninguna de sus partes;
c) aplicar a la cara, cuerpo o guantes del boxeador materias grasas o sustancias que perjudiquen al adversario o disminuyan su eficacia;
d) permanecer apoyado en el borde del ring o de pie en las proximidades de su rincón, en el transcurso del combate.

 

LEY N° 13.737

 

La Comisión Nacional de Boxeo, ha recibido de la Comisión Nacional de Educación Física, el Oficio N° 146/70, relacionado con la erradicación del dopaje. En consecuencia y velando por el estricto cumplimiento de la precitada ley N° 13.737, tanto la Comisión Nacional de Educación Física como la Comisión Nacional de Boxeo procederán toda vez que lo estimen pertinente al examen o exámenes que consideren del caso para erradicar esta malsana práctica que tiende al deterioro físico y produce nefastas consecuencias.

 

Del Manager

 

Artículo 43° - Para actuar de manager será necesario poseer licencia habilitante otorgada por la Comisión Nacional de Boxeo.

Artículo 44° - Un manager debe ser una persona de integridad moral, poseer buen conocimiento del boxeo y gozar de solvencia financiera. La Comisión Nacional de Boxeo determinará bajo qué condiciones se otorgará la Licencia habilitante.

Artículo 45° - Los managers tendrán contacto suscrito con todos los boxeadores que estén bajo su dirección. Una copia del contrato original será registrada en la Comisión Nacional de Boxeo antes de transcurridos 15 días de su firma. Cuando no haya contrato entre boxeador y manager así registrado, el manager no será reconocido y no estará habilitado para cobrar bolsa alguna.

Artículo 46° - No será permitido convenios verbales entre manager y boxeadores.

Artículo 47° - Cuando el boxeador sea menor de 23 años, el contrato con el manager deberá ser autorizado por el padre o tutor legal del boxeador.

Artículo 48° - Ningún manager podrá actuar como promotor de combates.

Artículo 49° - La Comisión Nacional de Boxeo podrá retirarle la licencia a todo manager que participe en negociaciones ilícitas vinculadas a un combate, promueva o incite a su boxeador a efectuar arreglos o simulacros en una pelea, hagan apuestas u observe una conducta o acción no caballeresca, en detrimento del prestigio del boxeo

Artículo 50° - Los boxeadores que tengan contrato firmado con un manager al que le fuera retirada su licencia, quedarán liberados del compromiso y en libertad de firmar con otro manager.

 

Del Árbitro

 

Artículo 51° - El árbitro es la autoridad máxima del combate y deberá cumplir las disposiciones de la Comisión Nacional de Boxeo. Las demás autoridades Oficiales, así como los segundos principales y ayudantes y los boxeadores, deberán acatar sus indicaciones y decisiones.

Artículo 52° - El árbitro deberá vestir pantalón largo blanco y camisa de media manga del mismo color, zapatos de deporte y cinturón. También podrá usar pullover.

Artículo 53° - Controlará en el rincón de cada boxeador antes de iniciarse el combate si los guantes se encuentran en buen estado, con sus cordones seguros y ajustados, así como si la vestimenta reúne las condiciones reglamentarias. Observará asimismo que los guantes, cara o cuerpo del boxeador no se hallen con aplicaciones de vaselina, aceite o cualquier sustancia que puedan darle ventaja sobre su adversario.

Artículo 54° - Requerirá de los boxeadores el nombre de los segundos principales y ayudantes a fin de individualizarlos y responsabilizarlos por su conducta.

Artículo 55° - Cumplido lo previsto en los dos artículos anteriores, llamará al centro del cuadrado a los boxeadores a quienes impartirá, lo más brevemente posible, las instrucciones pertinentes para el normal desarrollo del combate.

Artículo 56° - Luego de recibir las instrucciones, los boxeadores no se darán la mano de nuevo hasta el comienzo del último round.

Artículo 57° - Iniciado el combate vigilará que las acciones que desarrollen los boxeadores se desenvuelvan dentro de la más absoluta corrección.

Artículo 58° - Cuidará su buena colocación en el cuadrado de forma de obtener el mayor campo de visibilidad y moviéndose de manera que su desplazamiento pase lo más desapercibido posible para el público.

Artículo 59° - Deberá intervenir cuando las circunstancias lo requieran, en forma serena pero enérgica, evitando ademanes exagerados y recomendaciones parciales.

Artículo 60° - El árbitro bajo ningún concepto podrá hablar con el público o dirigirse a él.

Artículo 61° - Durante los descansos deberá observar la tarea de los segundos, cuidando que cumplan con sus obligaciones.

Artículo 62° - Cuando el segundo principal lo llamara durante el descanso, acudirá al respectivo rincón a fin de escucharle.

Artículo 63° - Acudirá al llamado de los jurados para escuchar sus consultas o sugerencias.

Artículo 64° - Cuidará asimismo que los segundos durante el desarrollo de las vueltas no hagan indicaciones de ningún modo a los boxeadores.

Artículo 65° - En caso de que los segundos ayudantes cometan las infracciones a que se refiere al artículo anterior, el árbitro deberá llamar la atención al segundo principal, y si aquéllos reincidieran, podrá ordenar su retiro, sin perjuicio de la responsabilidad del segundo principal.

Artículo 66° - Si el infractor fuera el segundo principal, el árbitro lo observará por primera vez; si reincidiera, podrá ordenar su retiro. En este caso el segundo ayudante reemplazará al principal, que tendrá sus mismas obligaciones.

Artículo 67° - Cuando un boxeador hubiera caído, el árbitro, antes de iniciar la cuenta, cuidará que el adversario se halle en rincón neutral y si estando en él lo abandonara, suspenderá la cuenta, la que continuará cuando el boxeador vuelva a aquel.

Artículo 68° - La cuenta se hará en alta voz, acompañando cada segundo que pronuncie con movimiento horizontal de su brazo y no la suspenderá aún cuando el segundo principal haga señal de abandono.

Artículo 69° - Si estando el boxeador en el suelo su segundo principal hiciese señal de abandono, antes de la cuenta, el árbitro la iniciará y proseguirá hasta los 8 segundos.

Artículo 70° - Cuando un boxeador cayera y se reincorporara antes de los 10 segundos, inconsciente y sin defensa, el árbitro dará por terminado el combate sin seguir la cuenta y declarará perdedor por Fuera de Combate.

Artículo 71° - Si el boxeador cayera y se levantara antes de los 8 segundos de la cuenta, volviendo a caer de inmediato sin haber recibido ningún golpe, el árbitro deberá seguir la cuenta desde el número en que la suspendiera.

Artículo 72° - Cuando un boxeador estuviera sentado en su rincón y no acudiera a combatir al iniciarse la vuelta, el árbitro iniciará la cuenta como si estuviera caído y, al cabo de 10 segundos, lo declarará perdedor por Fuera de Combate. Si acudiera a combatir antes de finalizar la cuenta, el árbitro la interrumpirá. En este caso, la demora en salir a combatir, será considerada como caída para los efectos del puntaje.

Artículo 73° - Si en el caso del artículo anterior, el segundo principal arrojase la toalla o la esponja durante la cuenta o antes de ésta, el árbitro solo tomará la señal si el pugilista se encontrara de pie, declarándolo perdedor por abandono.

Artículo 74° - Cuando un boxeador, combatiendo, sufriera un accidente que el árbitro considera grave, o cuando aquel manifestara haber sufrido sin que esto lo hubiera observado, de modo que imposibilitara al boxeador continuar, el árbitro deberá suspender momentáneamente el combate y recabar la revisación respectiva por parte del médico de guardia. Conforme a su dictamen, decidirá la suspensión definitiva o continuación del combate.

Artículo 75° - Si el boxeador manifestara haber sufrido un accidente que lo imposibilitara para continuar y el médico comprobara la inexactitud de tal situación, el boxeador será descalificado. Si en cambio el boxeador manifestara no querer seguir boxeando, el árbitro suspenderá el encuentro.

Artículo 76° - En la primera hipótesis del artículo anterior, si el médico certificara la imposibilidad de seguir el combate, el pugilista accidentado será declarado perdedor por Fuera de Combate Técnico. En la segunda será declarado perdedor por abandono.

Artículo 77° - Suspenderá el combate cuando el boxeador se encuentre en evidente inferioridad física o manifiestamente imposibilitado para continuar debido al castigo recibido. En tal caso, lo declarará perdedor por Fuera de Combate Técnico.

Artículo 78° - Si un boxeador es arrojado fuera del cuadrado o cae fuera de él, en forma lícita, el árbitro deberá iniciar la cuenta de los segundos y si en el transcurso de la cuenta no volviera al cuadrado por sus propios medios, al finalizar ésta, será declarado perdedor por Fuera de Combate.

Artículo 79° - Si para volver al cuadrado fuera ayudado por los segundos y/o por el público, el árbitro deberá descalificarlo, sin perjuicio de las sanciones que pudieran corresponderles a los segundos intervinientes.

Artículo 80° - El árbitro podrá descalificar a uno o a los dos boxeadores, previo llamado de atención por una vez, si advirtiera que alguno de ellos o los dos no se esforzaran en ganar. En caso de descalificación de ambos boxeadores, el encuentro será declarado “sin decisión”

Artículo 81° - Cuando los boxeadores se hallaren trabados en cuerpo a cuerpo, el árbitro dará la orden de “abran”, obligándolos a separarse un paso atrás a cada uno, sin tocarlos. Si no obedecieran, entonces sí, los separará evitando empujones y absteniéndose de pasar entre ellos.

Artículo 82° - Cuando el árbitro deba observar a un boxeador o a los dos, detendrá el combate a la voz de “alto” y hecha la observación en forma breve, la reanudará.

Artículo 83° - Cuando un boxeador cometa alguna de las infracciones enumeradas en el artículo 109, el árbitro lo observará. Si reincidiere, hará descontar en su puntaje 3 puntos la primera vez y 6 la segunda. La tercera lo descalificará. El árbitro indicará en ese caso a los jurados, los puntos a descontar y tal disposición podrá ser anunciada al público.

Artículo 84° - Si uno de los boxeadores incurriera en infracciones que produjesen notorio efecto en el adversario, el árbitro, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo anterior, suspenderá el combate, por uno o dos minutos, reanudándolo solamente si el damnificado estuviera en condiciones de continuar.

Artículo 85° - Si el boxeador no se recobrara, el árbitro pedirá la intervención del médico de guardia. Si el médico aconsejase llevar al boxeador al camarín para su mejor examen, el árbitro suspenderá el encuentro. No obstante, no decidirá el resultado del mismo, hasta no conocer el dictamen del facultativo, quien deberá proporcionarlo con la mayor urgencia.

Artículo 86° - Durante el tiempo que transcurra hasta que el facultativo se expida, el árbitro y el boxeador infractor permanecerán en el cuadrado, absteniéndose de conversar con el público.
El boxeador deberá ubicarse en un rincón neutral. Si el médico comprobara que ha existido causa que inhabilita al boxeador para seguir combatiendo, el árbitro descalificará inmediatamente al adversario. Si por el contrario, el boxeador que ha recibido el golpe o ha simulado recibirlo, no hubiese quedado imposibilitado para continuar la lucha, el árbitro descalificará a éste.

Artículo 87° - En ambos casos, el árbitro hará anunciar el motivo de la decisión.

Artículo 88° - El árbitro observará al boxeador que antes de abandonar el cuadrado o al hacerlo expresara desagrado por el fallo o tuviera actitudes descomedidas.

Artículo 89° - Finalizado el combate, el árbitro entregará a las autoridades la planilla con el informe del resultado del encuentro y con las observaciones que estimara informar.

Artículo 90° - La compensación o emolumentos del árbitro serán pagados conforme a normas que se fijen.

 

Golpes Bajos

 

Artículo 91° - Siempre que el árbitro observe un golpe bajo la cintura por cualquiera de los boxeadores, detendrá momentáneamente el combate y hará la observación pertinente al infractor. Cuando uno de los boxeadores hubiera sufrido efectos notorios a causa de un golpe bajo aplicado involuntariamente, el árbitro suspenderá el combate por uno o dos minutos, reanudándolo solamente si el damnificado hubiera quedado en perfectas condiciones. Caso contrario, hará examinar al boxeador por el médico de turno, quien finalmente determinará si puede seguir combatiendo o no. Constatada la infracción, el culpable será descalificado.

 

Detenciones inevitables durante el combate

 

Artículo 92° - Cuando en el transcurso de un combate se rompa un guante, calzado o pantalón de alguno de los boxeadores, el árbitro detendrá el combate para que se subsane de inmediato el inconveniente y el cronometrista detendrá el cronómetro, para hacerlo continuar cuando el árbitro disponga que se continúe el encuentro, de manera que los boxeadores combatan el tiempo estipulado.

 

Del Médico

 

Artículo 93° - El Médico designado por la Comisión Nacional de Educación Física como médico de guardia para actuar en la reunión, acudirá al llamado del árbitro para examinar y dictaminar sobre el estado del boxeador que le indique

Artículo 94° - El árbitro tomará conocimiento del informe médico, ya sea para continuar el combate, o darlo por concluido y declarar la existencia o no de lesión o lesiones.

 

Del Anunciador

 

Artículo 95° - El anunciador de los combates puede formar parte del personal permanente o accidental de la empresa organizadora.

Artículo 96° - Son sus obligaciones:
a) anunciar objetivamente desde lugar visible la iniciación del combate, proclamando los nombres de los combatientes, su categoría, el peso en que actúan y la duración de los rounds; cuando corresponda, indicará además el peso acusado en la balanza y el título que ostenten;
b) abstenerse de transmitir comentarios o informaciones que no le hayan sido expresamente ordenadas por autoridad competente;
c) impedir que durante su labor el micrófono sea utilizado por persona alguna salvo instrucción en contrario emanada de autoridad competente.

 

De la Terminología

 

Artículo 97° - Se emplearán en castellano los siguientes vocablos:
a) Por el árbitro durante el combate:
Alto o Paren (Stop), cuando ordene que se detenga el combate
Sigan o Boxeen (“Box”) cuando ordene su continuación
Ábranse o sepárense (“Break”), cuando ambos boxeadores han caído en cuerpo a cuerpo (“Clinch”)
Tiempo (“Time”-Tain), en la iniciación y terminación de cada vuelta.
b) Por todas las autoridades:
Fuera de Combate (K.O. “Knock-out” – nocaut)
Caída (K.D. “Knock-down” – noc-daun)
Negativa a seguir combatiendo (“No contest”
Arbitro (“Refere” – referí)
Vuelta (“Round” – raun)
Cuadrado (“Ring”)
Cuerpo a cuerpo (“Clinch”)
Cronometrista (“Time Keeper”)

 

De los Jurados

 

Artículo 98° - Los jurados se sentarán junto al borde del cuadrado antes de iniciarse el combate, en sendos costados, separados del público. Les está prohibido, mientras actúan y aún en los descansos entre vuelta y vuelta, comunicarse entre ellos o con los espectadores.
Tampoco podrán dirigirse a los boxeadores ni segundos, pero podrán hacer notar al árbitro sobre cualquier incidente que hubieran observado, como ser el comportamiento de un segundo, cuerdas excesivamente flojas o sueltas, etc.

Artículo 99° - El jurado apreciará personalmente el mérito de cada combatiente y lo reflejará en el formulario de que se le haya proveído. El número de puntos que merezca cada boxeador lo anotará con tinta o lápiz indeleble en dicho formulario a la terminación de cada vuelta.

Artículo 100° - Los formularios serán siempre obligatoriamente firmados por el jurado. A la terminación del combate, sumará los puntos obtenidos por cada boxeador y asentará el nombre del ganador o declarará el empate en su caso. Si el combate se define por fuerza de combate, abandono o descalificación, además del nombre del vencedor, indicará el motivo de la victoria y la vuelta en la que ocurriera. Si la descalificación alcanzara a los dos boxeadores, asentará “ambos descalificados”. Si el combate quedara suspendido por otros motivos, consignará éstos en el formulario.

Artículo 101° - Será siempre de 3 el número de jurados por cada combate y responderán al árbitro, cuando éste los interrogue, sobre si han visto que una falta haya sido o no cometida por los boxeadores.

 

Del Cronometrista

 

Artículo 102° - El cronometrista se ubicará junto al borde del cuadrado y cuidará de la exacta medida del tiempo de duración de las vueltas y de los descansos.

Artículo 103° - Son sus obligaciones:
a) anunciar la iniciación del combate o de cada vuelta, ordenando 5 segundos antes, sea despejado el cuadrado expresando “segundos afuera” e informando en voz alta el número de la vuelta que se va a cumplir;
b) hacer sonar la campana accionada a mano o por medios electrónicos, al comienzo y a la terminación de cada vuelta;
c) deducir el tiempo de suspensión del combate, cuando así se lo ordene el árbitro.
d) señalar con la mano al árbitro, los minutos que transcurren, en el caso de caída de uno de los boxeadores;
e) contar los segundos al boxeador que le indique el árbitro, en el caso de caída simultánea de ambos boxeadores;
f) secundar al árbitro en forma amplia y general en relación al control del tiempo a su cargo.

Artículo 104° - La declaración del cronometrista sobre la duración de cualquier período de tiempo, no podrá ser discutida y será inapelable.

 

De la acción en los combates, de los formularios de fallos

 

Artículo 105° - Solamente se emplearán los formularios oficiales aprobados por la Comisión Nacional de Boxeo.

Artículo 106° - Los fallos son definitivos e inapelables

Artículo 107° - De los golpes correctos: Son golpes correctos únicamente los que se apliquen en la parte del guante cerrado que cubre los nudillos de la mano, sobre cualquier parte del frente o de los lados de la cabeza o del cuerpo por encima de la cintura. Los swings serán considerados golpes correctos si tocan en la forma descripta. Solo los golpes correctos serán computados a favor del boxeador. En consecuencia, no lo serán los golpes aplicados: con infracción de cualquier regla con el lado o la palma de la mano, con el guante abierto o cualquier parte de él que no sea la que cubre las partes huesosas de la mano, en los brazos, o sin fuerza alguna, sin el empuje del cuerpo o del hombro.

 

De las faltas o golpes prohibidos

 

Artículo 108° - El boxeador que durante el combate no obedezca las órdenes del árbitro, que actúe contra las reglas de boxeo, que combata en forma antideportiva o que cometa otras faltas graves, podrá recibir una advertencia, ser amonestado públicamente, y/o ser descalificado sin anuncio previo, a criterio del árbitro.

Artículo 109° - Los siguientes actos constituyen falta:
a) golpear con el guante abierto, con el revés del guante, con la muñeca o, en general, con cualquier parte que no sea la que cubre los nudillos;
b) golpear o empujar con la rodilla, el pie, la cabeza, el hombro, el antebrazo o el codo;
c) golpear simultáneamente con ambas manos en las orejas;
d) golpear girando sobre sí mismo (“pivot”)
e) atacar tomándose de las cuerdas o hacer cualquier uso indebido de ellas;
f) golpear debajo de la cintura, en la nuca o en la parte posterior de la cabeza.

Artículo 110° - Si el árbitro cree que se ha cometido una falta que él no ha visto podrá consultar al respecto a los jurados.

 

De las caídas

 

Artículo 111° - Se considerará que está caído p ha sido derribado un boxeador, cuando a consecuencia de una acción lícita de su adversario, durante una vuelta:
a) Toca la lona con cualquier parte del cuerpo que no sea los pies;
b) cuelga indefenso de las cuerdas;
c) queda fuera o parcialmente fuera de las cuerdas;
d) por efecto de un golpe, queda en estado semi inconsciente, incapaz en opinión del árbitro, de continuar combatiendo, aún cuando esté de pie o no se recueste sobre las cuerdas. También se considerará derribado el pugilista que, al término del descanso, no reanuda inmediatamente el combate ni hace expreso abandono de él.

Artículo 112° - Tan pronto como haya transcurrido un segundo desde la caída de un boxeador, el árbitro empezará a contarle los segundos y el adversario, por su parte, deberá dirigirse inmediatamente al rincón neutral más lejano.

Si el rival no se retira a dicho rincón neutral, a pesar de ordenárselo el árbitro, éste dejará de contar y solamente cuando haya obedecido, proseguirá la cuenta desde el segundo en que la había interrumpido.

Artículo 113° - La cuenta de los segundos será hecha por el árbitro en voz alta, de acuerdo con la señal del cronometrista, de uno a diez, con un intervalo de un segundo entre un número y el siguiente, e indicando cada segundo con un signo de la mano en forma que el boxeador caído pueda percatarse mejor de la cuenta. Una vez pronunciada la palabra diez, que puede reemplazarse por “fuera”, en encuentro habrá finalizado y el boxeador habrá perdido el combate por “fuera de combate”. La señal que pone fin a la vuelta, detiene la cuenta de los segundos.

Artículo 114° - Producida la caída de un boxeador, el árbitro no permitirá que continúe el combate sino después de haber contado hasta 8 segundos, aunque el boxeador se encuentre en condiciones de proseguirlo antes, indicando de inmediato a los jurados la cantidad de segundos que el boxeador estuvo “caído”.

Artículo 115° - Si un boxeador que hubiere caído se levanta mientras el árbitro le cuenta, y al continuar el combate, cae nuevamente sin haber recibido otro golpe, el árbitro reanudará la cuenta desde el segundo en que la interrumpió.

Artículo 116° - Si los dos boxeadores caen al mismo tiempo, el árbitro contará los segundos, mientras uno de ellos esté en la lona. Si ninguno se levanta antes de que se cuente diez, el combate habrá terminado y se proclamará vencedor a aquel que tuviere mayor número de puntos hasta el momento de la doble caída. Cuando uno de los boxeadores cae después del otro con diferencia de uno o más segundos, iniciará y concluirá la cuente el cronometrista, en forma de no entorpecer la cuente por el árbitro, al que cayó primero.

 

De las medidas después del “fuera de combate” (K.O.)

 

Artículo 117° - Todo boxeador profesional que sea derrotado por “fuera de combate” o haya recibido intenso castigo, aún en el caso de haber sido vencedor, debe cumplir las siguientes exigencias:
a) será sometido, en el local del combate, a un prolijo examen por parte del “Médico de Guardia” para constatar la gravedad o importancia de los efectos que pueda haberle producido el castigo recibido. Además, el boxeador deberá concurrir dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes al Departamento Médico de la Comisión Nacional de Educación Física para un examen exhaustivo. El perdedor por “fuera de combate” o abandono, en ningún caso podrá volver a combatir antes de que hubieran transcurrido por lo menos treinta días desde su último combate y previa autorización del Departamento Médico de la Comisión Nacional de Educación Física.
b) todo boxeador que tuviese tres derrotas por “fuera de combate” continuas o no en el término de un año, quedará inhabilitado para combatir, por el término de seis meses a contar del día en que se presente al examen médico después de la última derrota sufrida, debiendo al finalizar ese plazo, ser nuevamente revisado por el Departamento Médico, quien dictaminará sobre su estado y en caso necesario la prolongación de la prohibición de ejercer actividades de su profesión.
c) Todo boxeador que tuviese seis derrotas por “fuera de combate” en el término de dos años, quedará inhabilitado definitivamente para ejercer su profesión, siendo esta disposición inapelable.
d) todo boxeador que aún no habiendo sido vencido por “fuera de combate” hubiera recibido lesiones serias, para poder actuar nuevamente, debe ser habilitado por el Departamento Médico de la Comisión Nacional de Educación Física.

 

De las decisiones

 

Artículo 118° - Las decisiones de los combates serán las siguientes:
a) Victoria por “fuera de combate” (K.O.);
b) Victoria por puntos;
c) Victoria por abandono;
d) Victoria por “fuera de combate técnico”;
e) Victoria por descalificación;
f) Empate
(draw);
g) Falta de decisión;
h) Victoria por decisión médica;
la victoria por “fuera de combate” (KO), se concede en todos los casos, al boxeador cuyo adversario permanece caído por espacio de diez segundos, que son contados por el árbitro.
Se considerará que está “caído” o ha sido derribado un boxeador, cuando a consecuencia de una acción lícita de su adversario durante una vuelta:
a) toca la lona con cualquier parte del cuerpo que no sean los pies;
b) cuelga indefenso de las cuerdas;
c) queda fuera o parcialmente fuera de las cuerdas;
d) por efectos de un golpe, se encuentra en un estado semi inconsciente e incapaz en opinión del árbitro, de continuar combatiendo, aún cuando esté de pie o no se recueste sobre las cuerdas.
También se considerará “caído” el boxeador que al término de un descanso, no reanude inmediatamente el combate ni hace abandono expreso de él.
Victoria por puntos: La obtiene un boxeador a quien la mayoría de los votos de los jurados hayan adjudicado ventaja en el puntaje al término del combate. Si durante el encuentro de los dos boxeadores se lesionan sin haber mediado infracción y la pelea no puede continuar o si se produce un doble fuera de combate, los jurados sumarán los puntos acumulados por cada boxeador hasta el momento de la detención del combate y será declarado vencedor el que reúna mayor cantidad de puntos, según los votos.
Victoria por abandono: le será concedida al adversario del boxeador que haga abandono, justificado o no, del combate, espontáneamente; cuando el segundo principal del boxeador haya arrojado la toalla o la esponja al ring, estando el boxeador de pie, ya sea durante el combate o estando éste en el rincón de descanso. En este último caso, el abandono sólo será considerado cuando suena la campana para la continuación del combate. Solamente el segundo principal tiene derecho a hacer detener el combate, arrojando sobre el cuadrado la toalla o al esponja, en señal de abandono del boxeador que atiende.
Para que tenga validez la esponja o la toalla arrojada, es indispensable que el boxeador se encuentre de pie. Si el boxeador se encuentra caído deberá aguardarse que el árbitro termine la cuenta de los segundos, para arrojar la toalla o la esponja. Si es arrojada durante la cuenta no tendrá validez sino para cuando se levante el boxeador caído antes del “fuera”.
Si mientras el árbitro cuenta al boxeador caído es arrojada la toalla o esponja y antes de llegar el “fuera” suena la campana de conclusión de la vuelta, el boxeador habrá perdido por abandono.
El abandono por arrojar la toalla o la esponja, debe ser siempre justificado por hallarse el boxeador en manifiesta inferioridad física. Cuando se hiciera sin justificación, el boxeador podrá ser descalificado y su segundo principal pasible de severas sanciones.
Victoria por “fuera de combate técnico”: se concede en los casos en que el árbitro da por terminada la pelea debido a una lesión del contendor, no motivada por infracción, que le impide continuarla o cuando el árbitro detiene el combate porque el adversario está recibiendo un castigo excesivo o evidencia gran inferioridad o ha sufrido tres caídas con cuenta en el mismo round.
Victoria por descalificación: conforme a las facultades asignadas al árbitro y sin perjuicio de la apreciación personal que haga de las faltas que se cometen, se consideran faltas graves, motivos de descalificación:
1) Aplicar golpes prohibidos que colocan al adversario en inferioridad de condiciones;
2) Ubicar involuntariamente golpes prohibidos que el árbitro ha constatado y que colocan en desventaja al rival;
3) Acusar un golpe prohibido simulando hallarse en inferioridad de condiciones; en este caso el árbitro podrá decretar la descalificación por decisión propia, o consulta previa hecha a los jurados;
4) Dejarse el boxeador caer en tierra sin haber recibido golpe, con el objeto de descansar o evitar una situación difícil;
5) Observar uno de los boxeadores conducta pasiva o falta de combatividad y energía en la defensa de su parte (no contest). Si la infracción es cometida por ambos boxeadores, la descalificación se aplicará a ambos y el combate será declarado “sin decisión”;
6) Reiterar el boxeador su defensa pasiva refugiándose en los guantes (no contest), después de haberle contado anteriormente el árbitro y vuelto a combatir;
7) Por infracción grave y reiterada de los segundos como ser:
- Invadir el cuadrado durante la vuelta;
- Dar reiteradamente instrucciones en voz alta al boxeador durante la vuelta;
- Protestar desmedidamente al árbitro o al boxeador adversario;
- Durante los descansos, desatar deliberadamente los cordones de los guantes, o calzado o aflojar o soltar las vendas;
- Durante el descanso, aplicar al cuerpo, cara o guantes del boxeador, sustancias que perjudiquen al adversario o disminuyan su eficacia;
- Ablandar (peinar) los guantes en alguna de sus partes;
- Administrar excitantes al boxeador.
Empate (draw - dró): se fallará empate cuando ambos boxeadores han totalizado al final del combate igual número de puntos o la diferencia del puntaje sea de 1 (un) punto para los combates hasta seis rounds y 2 (dos) puntos o menos para los combates a ocho o más vueltas. En caso de que de las tres decisiones dos otorguen empate o cuando los formularios de los jurados den fallos distintos
Falta de decisión: se declara a un combate concluido por falta de decisión, cuando ambos boxeadores hayan sido descalificados, cuando el cuadrado ha quedado dañado de tal modo que la continuación del combate pueda causar lesión a los boxeadores; por causas de fuerza mayor justificadas; cuando el combate no puede continuar ordenadamente por el anormal comportamiento del público. En este último caso el árbitro reclamará al público serenidad y mesura en su conducta y manifestaciones, advirtiendo que en caso contrario, suspenderá la pelea.

Artículo 119° - De la adjudicación de los puntos:
a) Ataque: es la iniciativa llevada con resultados, mediante golpes limpios y correctos, según descripción de ellos que se da en el artículo 107 y que no hayan sido desviados o bloqueados;
b) Técnica: es la habilidad empleada en la aplicación de los golpes, la corrección científica y la destreza usada para hacerlos y la defensa eficaz que guarde armonía con el ataque;
c) Defensa; la constituyen las paradas, bloqueos, esquives y desplazamientos del cuerpo, en forma que anulen el ataque del adversario;
d) Eficacia: es la colocación de golpes que produzcan efecto por su correcta aplicación y poder.
El valor de los golpes cambiados en el cuerpo a cuerpo será decidido por el jurado al separarse los contendores y adjudicando al que haya obtenido ventaja, según el grado de superioridad.

Artículo 120° - Los jurados otorgarán en todos los casos, al término de la vuelta, 10 (diez) puntos al vencedor de la misma y al adversario un número de puntos proporcional a su actuación. En caso de empate el jurado asignará 10 (diez) puntos a cada uno de los contendores.

Artículo 121° - Ante toda advertencia hecha pública por el árbitro, por falta cometida por los boxeadores, los señores jurados descontarán la primera vez 3 /tres) puntos y la segunda 6 (seis). Como a la tercera el árbitro procederá a la descalificación del boxeador infractor, los jurados lo consignarán en el cuadro de observaciones de sus respectivas planillas.

Artículo 122° - Terminado el combate, cada jurado sumará los puntos que hubiera asignado en todas las vueltas. Para determinar el ganador deberá existir una diferencia de 2 (dos) puntos para las peleas hasta 6 (seis) vueltas y de 3 (tres) para las de 8 (ocho) o más vueltas. Los descuentos de puntos que correspondieran efectuarse de acuerdo con lo establecido en el artículo anterior, deberán hacerse sobre la suma total de puntos asignados al boxeador al cual correspondan los mencionados descuentos.

Artículo 123° - Cuando no sea posible declarar empate, por ejemplo en caso de Campeonatos, la victoria será adjudicada al que detente mayor puntaje. Para el caso de que ambos boxeadores hayan acumulado igual cantidad de puntos, la victoria será acordada al Campeón, no así en el casi de selección en que el jurado podrá indicar el ganador a su criterio

Artículo 124° - En la sección observaciones de los formularios de fallo, el jurado deberá hacer constar las infracciones que hayan cometido los boxeadores. 

Artículo 125° - Los fallos serán públicamente anunciados informándose además el nombre del jurado y el puntaje que acreditó a cada contendor.

Artículo 126° - Para obtener la licencia de empresario de box, el aspirante debe firmar un documento que quedará en poder de la Comisión Nacional de Boxeo, en el que hará constar que conoce la Ley de 17 de Julio de 1918 y las reglamentaciones pertinentes, y que se compromete a cumplirlas con toda rigurosidad, como así también toda resolución que sobre estas mismas cuestiones adopte ulteriormente la Comisión Nacional de Boxeo.

Artículo 127° - Los empresarios de espectáculos públicos de box están obligados a:
a) tener un ring que esté de acuerdo con las disposiciones reglamentarias;
b) no permitir la permanencia en los costados del ring durante el desarrollo de los espectáculos, a personas que no desempeñen funciones especiales. Se entiende por agentes especiales, a los efectos de este inciso, a los siguientes: policías y bomberos de servicio, segundos, ayudantes, jueces, jurados, cronometrista, empleados de la empresa que necesariamente desempeñan funciones en el ring, representantes de la Comisión Nacional de Educación Física, de la Comisión Nacional de Boxeo, Médicos y periodistas que ésta autorice. La distancia mínima de las localidades del ring side, las establecerá para cada local, la Comisión Nacional de Boxeo.
c) Facilitar baños de lluvia frío-caliente, independientes para cada boxeador y árbitro.
d) Proporcionar los elementos que para atención del boxeador se detallan en los incisos f) g) y h) de los artículos 15 y 18 del presente Reglamento
e) Presentar por lo menos con cinco días de anticipación, en el Despacho de la Comisión Nacional de Boxeo y dentro de las horas de oficina, las solicitudes referentes a la organización de todo espectáculo de boxeo, en el sellado de ley, adjuntando también los contratos celebrados con los boxeadores. En el caso de producirse dificultades para la presentación simultánea del contrato acompañando a la solicitud, podrá acordarse un plazo suplementario hasta el momento del pesaje de los boxeadores.
f) Entregar las localidades con 48 horas de anticipación, por lo menos, al día y hora fijados para la realización del espectáculo de boxeo, en las oficinas de la Comisión Nacional de Educación Física y dentro de las horas hábiles. La cantidad de entradas no podrá exceder nunca el límite autorizado por la Inspección General de Espectáculos Públicos.
g) Los guantes de pelea y sus repuestos respectivos, a los fines del contralor correspondiente, deberán ser presentados inmediatamente de producido el decreto de la Comisión Nacional de Boxeo, posterior al informe de la Oficina Médica que establece el peso de los boxeadores.
h) Someterse a las disposiciones que tome la Comisión Nacional de Boxeo, en los casos en que haya de efectuarse devolución del dinero a los espectadores, cuando por circunstancias especiales no se lleve a cabo el espectáculo anunciado.
i) Declarar a la Comisión Nacional de Educación Física, en el momento de notificarse y a objeto de dar mayor rendimiento pecuniario, la cantidad de entradas a favor. La Comisión Nacional de Educación Física limitará en cada caso las que haya de otorgar.
j) Facilitar a los representantes de la Comisión Nacional de Educación Física y Comisión Nacional de Boxeo la intervención total en todos los lugares de entrada.
k) La Comisión Nacional de Educación Física podrá exigir por disposición de sus Miembros Directores, sea depositado en su Tesorería el importe íntegro de la bolsa de los boxeadores. Cuando combatan por una suma fijada de antemano, toda especificación debe ser hecha en moneda uruguaya. En caso que la bolsa se forme con porcentajes sobre las entradas, el representante de la Comisión Nacional de Educación Física intervendrá la boletería y una vez hecha la liquidación correspondiente, entregará en la Tesorería de la Comisión Nacional de Educación Física el dinero que corresponda a los boxeadores, el cual será entregado a éstos, cuarenta y ocho horas después de la realización del combate. Si no se hubieran producido observaciones por alguna anormalidad o incumplimiento de las disposiciones reglamentarias, el Inspector de la Comisión Nacional de Boxeo podrá autorizar la entrega inmediata de la bolsa a los boxeadores.
l) Depositar en la Tesorería de la Comisión Nacional de Educación Física una suma prudencial que determinará la Comisión Nacional de Boxeo en cada caso, a objeto de garantir el cumplimiento de las disposiciones tomadas por aquella, con motivo de la verificación de un espectáculo de boxeo anunciado cuya cantidad quedará en concepto de multa, en poder de la Comisión Nacional de Educación Física, siempre que no se llevara a cabo el espectáculo sin causa justificada a juicio de la Comisión Nacional de Boxeo.
m) La hora de comienzo de cada pelea debe ser fijada y sometida a consideración de la Comisión Nacional de Boxeo, la que podrá aceptarla o rechazarla. Regirá una tolerancia de 15 minutos. En cada caso, produciéndose infracciones, establecerá sanciones la Comisión Nacional de Boxeo. Las mismas se aplicarán sin perjuicio de las que pudiera imponerle la Dirección de Espectáculos Públicos.
n) Abstenerse de anunciar públicamente, por medio de programas o carteles, ningún espectáculo público de boxeo, sin tener previamente la autorización de la Comisión Nacional de Boxeo.
ñ) Únicamente se podrán anunciar en el ring desafíos personales de box, cuando se cuente con la autorización de la Comisión Nacional de Boxeo.

 

Disposiciones Generales

 

Artículo 128° - Para poder actuar en espectáculos de boxeo profesional, los boxeadores, managers, segundos, cronometristas, jurados, promotores e incluso los árbitros, deben poseer “licencia habilitante” expedida por la Comisión Nacional de Boxeo, quien determinará en su reglamento respectivo las condiciones y exigencias que los aspirantes a ellas deben reunir o cumplir. Todas las licencias habilitantes perderán su condición de tales a los dos años de ser expedidas, pudiendo ser renovadas por la Comisión Nacional de Boxeo, si los poseedores mantienen las condiciones que le fueron exigidas para su obtención y cumplieron actividades durante el lapso aludido.
La Comisión Nacional de Educación Física determinará anualmente el costo de la “licencia habilitante” de boxeador, manager, segundos, árbitro, cronometrista y promotor. Es imprescindible para la obtención de la “licencia habilitante” de boxeador, segundos, cronometrista y árbitro, el poseer la “ficha médica” otorgada por la oficina médica de la Comisión Nacional de Educación Física.

Artículo 129° - Antes de iniciar el encuentro, los boxeadores y los correspondientes segundos, deben entregar al árbitro sus respectivas “licencias habilitantes”, las cuales serán controladas por el Inspector de Turno, quién está facultado para disponer su devolución siempre que no tuviera observaciones que formular. En caso contrario, el Inspector de Turno deberá entregarlas junto con su informe a la Comisión Nacional de Boxeo, a sus efectos.

Artículo 130° - La prueba de suficiencia a que se refiere el inciso e) del artículo 10 y sin perjuicio de lo dispuesto en el mismo, debe ser aprobada por un Tribunal Examinador compuesto por:
a) Un Técnico de la Comisión Nacional de Boxeo;
b) Un integrante de la lista del personal técnico de la Comisión Nacional de Educación Física designado por ésta;
c) Tres Miembros de la Comisión Nacional de Boxeo que designe la misma para cada caso.

Artículo 131° - La prueba aludida en el artículo anterior consistirá en:
a) un round de 3 minutos de salto a la cuerda;
b) un round de 3 minutos de “puching-ball”;
c) un round de 3 minutos de “bolsa”;
d) un round de 3 minutos de “sombra”;
e) tres rounds de boxeo de 3 minutos, sostenidos contra un boxeador de su categoría, designado por la Comisión Nacional de Boxeo;
f) entre round y round mediará un minuto de descanso.

Artículo 132° - Los Miembros del Tribunal deberán elevar a la Comisión Nacional de Boxeo un informe del resultado del examen, contestando especialmente: si el aspirante posee condiciones suficientes de boxeador, como para permitir su actuación en público.

Artículo 133° - Todo aspirante a obtener licencia de boxeador profesional debe solicitarlo a la Comisión Nacional de Boxeo, presentando la documentación que se fija en el artículo 10. Además deberá consignar, en la Tesorería de la Comisión Nacional de Educación Física, la cantidad de dinero que ésta determine para solventar los gastos que se ocasionen con motivo de la prueba a que debe someterse.

Artículo 134° - Todo boxeador profesional antes de cada combate, debe rendir una prueba de estado ante el o los técnicos de la Comisión Nacional de Boxeo y el Inspector de Turno de la misma. Dicha prueba debe ser medida antes de las 24 horas de realizarse el combate. Las pruebas tomadas se considerarán habilitantes por el término de 4 días. Las pruebas serán fijadas para cada caso y en ninguno de ellos serán inferiores a 3 rounds de 3 minutos con uno de descanso entre ellos ni mayores de 6 rounds.

Artículo 135° - El boxeador profesional sólo podrá combatir en el extranjero previa autorización de la Comisión Nacional de Boxeo. Para obtener la misma deberá solicitarlo a la referida Comisión por escrito y con la antelación debida, estableciendo:
a) Nombre y Apellido;
b) Documento de identidad y domicilio;
c) Lugar, hora y días de entrenamiento;
d) País en el cual combatirá;
e) Habilitación del Departamento Médico de la Comisión Nacional de Educación Física;
f) Período por el cual solicita la autorización. Este período puede ser disminuido por la Comisión Nacional de Boxeo, así como también renovado por la misma, mediante solicitud.
Es obligatorio que los boxeadores profesionales comuniquen a la Comisión Nacional de Boxeo mediante la documentación correspondiente, ya a su regreso al país o cuando soliciten renovación de autorización para continuar en el extranjero, los resultados del o los combates realizados.

Artículo 136° - Para el otorgamiento de la “licencia habilitante”, la Comisión Nacional de Boxeo comprobará la buena conducta del solicitante en su vida pública y podrá en cualquier momento retirar la otorgada si se prueba que su poseedor incurre en notoria incorrección en aquella.

Artículo 137° - Ningún boxeador profesional deberá ser pagado por sus servicios hasta que los mismos hayan sido cumplidos. Retención de bolsa: Si el árbitro y los jurados y/o la Comisión Nacional de Boxeo determinasen que un boxeador no ha dado una competente y honesta demostración de su habilidad, su bolsa podrá ser retenida, por disposición de la Comisión Nacional de Boxeo o quien la represente, hasta la total consideración del caso y ateniéndose a la resolución que se adopte.

Artículo 138° - A ningún boxeador se le permitirá usar como nombre supuesto, el nombre de un boxeador anterior o el de otro boxeador con licencia, a menos que sea su nombre propio.

Artículo 139° - Queda prohibido a los boxeadores profesionales intervenir en las denominadas “batallas promiscuas” en que aparecen en el cuadrado al mismo tiempo, más de dos contendientes.

Artículo 140° - Les está prohibido a los boxeadores profesionales, actuar como tales en representaciones teatrales, circos, ferias, carnavales, etc. Tampoco podrán hacerlo en espectáculos donde combatan boxeadores no profesionales.

 

Penalidades

 

Artículo 141° - Las infracciones a este reglamento, así como el incumplimiento de los contratos registrados, serán pasibles de sanción por parte de la Comisión Nacional de Boxeo, de acuerdo con el Reglamento que al respecto proyecte la referida Comisión y apruebe la Comisión Nacional de Educación Física.

Artículo 142° - Quedan derogadas las disposiciones del Reglamento General de Espectáculos Públicos de Box aprobado por decreto del Consejo Nacional de Administración de 24 de Octubre de 1930 y concordantes.

Artículo 2.0 – Comuníquese, etc.

 

 

Reglamento para el Campeonato Uruguayo de Profesionales

 

Títulos de Campeón

 

Artículo 1° - Habrá un Campeón Uruguayo profesional de cada categoría. El discernimiento del título, su oficialización y visación para todos los efectos nacionales e internacionales, serán hechos por la Comisión Nacional de Boxeo, conforme a las disposiciones de este Reglamento

Artículo 2° - Un mismo boxeador profesional, podrá retener más de un titulo de Campeón Uruguayo, siempre que tales títulos se disputen en la categoría correspondiente.

Artículo 3° - El título de Campeón Uruguayo no constituye propiedad definitiva de quien lo haya obtenido. Su obtención y pérdida se regirán por lo que dispone este Reglamento.

Artículo 4° - La calidad de Campeón Uruguayo se acreditará con el Diploma que expida la Comisión Nacional de Boxeo, sin perjuicio de otorgarse simultáneamente, trofeos o premios, de posesión definitiva o retención temporaria, de acuerdo a las normas que se dicten. En caso de otorgamiento de trofeo o premio de retención temporaria, el Campeón deberá depositar antes del combate por el título, en la Comisión Nacional de Boxeo, o en manos de quien la represente, el referido trofeo o premio que se dispute; o dentro de las 72 horas de perdido el título cuando ello ocurra por renuncia del titular o decisión de la Comisión de Boxeo debidamente notificada.

Artículo 5° - No podrán aspirar al título de Campeón Uruguayo quienes no sean ciudadanos naturales o legalizados. Tampoco podrá aspirar al mismo quien no posea la Licencia Habilitante de boxeador profesional, otorgada por la Comisión Nacional de Boxeo.

 

Desafíos

 

Artículo 6° - El desafiante deberá reunir las condiciones señaladas en el artículo 5 y presentar por escrito su desafío a la Comisión Nacional de Boxeo, en cuyo acto, procederá a depositar como respaldo de su solicitud, la suma de $ 500 (quinientos pesos, moneda nacional) en efectivo.

Artículo 7° - La presentación de la solicitud de homologación de desafío, será resuelta teniendo en cuenta los valores deportivos del desafiante; si sus méritos no fueran bastantes a juicio de la Comisión Nacional de Boxeo, el desafío será rechazado sin otro recurso y devuelto el depósito.

Artículo 8° - Todo primer desafío será resuelto por la Comisión Nacional de Boxeo en un plazo no menor de diez días ni mayor de treinta días corridos, desde la fecha de recepción del desafío por la referida Comisión. Cualquier otro desafiante por el mismo título, deberá presentarse inexcusablemente dentro del primer plazo de diez días señalado más arriba, pasado el cual, la solicitud será considerada en la oportunidad que corresponda y se determine.

Artículo 9° - Si se hubieran presentado dos o más desafíos para el mismo título, la Comisión Nacional de Boxeo tendrá en cuenta la calidad de los desafiantes para designar el competidor del Campeón. Si se encontrase en dos o más de ellos, méritos suficientes o equilibrados, podrá la Comisión Nacional de Boxeo, proceder a una selección entre los desafiantes, para consignar el ganador como competidor del Campeón.

 

Selección de desafiantes

 

Artículo 10° - En el caso del artículo anterior, se tendrá en cuenta el número de desafiantes para el procedimiento a seguir:
a) si son dos los desafiantes, se hará un único combate entre ambos; al ganador se le homologará el desafío;
b) si son tres los desafiantes, competirá cada uno con los otros dos, tomándose en cuenta las dos situaciones posibles en esta forma:
1) Si uno de los desafiantes gana a los otros dos, su desafío será homologado;
2) Si cada desafiante gana un combate y pierde el otro, se seguirá este proceso de eliminación:
- El que haya perdido por fuera de combate
- El que haya perdido por fuera de combate técnico
- El que haya perdido por abandono
En estos tres casos, considerados en el orden señalado, los dos ganadores restantes, disputarán el combate final.
Si dos de ellos hubieran perdido en el mismo round, combatirán entre ambos para el que resulte vencedor, combatir con el ganador restante.
Si los tres desafiantes hubieran perdido por puntos o por fuera de combate, fuera de combate técnico o abandonado, respectivamente, en el mismo round, se echará a la suerte a favor de quién se homologará el desafío.
c) Si son cuatro los desafiantes, los combates que se sorteen se resolverán por eliminación; los dos ganadores resultantes combatirán entre sí y al vencedor definitivo le será homologado su desafío;
d) Si son cinco los desafiantes, se procederá igualmente por eliminación en los combates resultantes del primer sorteo; quien quede libre y los dos ganadores, combatirán entre sí en la forma señalada en el inciso b);
e) Si fueran seis, siete o más los desafiantes, se aplicará, según el caso, la regla de los combates entre números pares e impares que resulten por el proceso de eliminación, conforme a las normas precedentes.

Artículo 11° - En todos los combates entre desafiantes, su duración será de 12 rounds y no habrá empate.

Artículo 12° - Mientras dura la competencia entre los desafiantes, el Campeón de la categoría no podrá combatir con cualquiera de ellos, haya sido o no eliminado; pero podrá hacerlo con cualquier otro boxeador no desafiante.

Artículo 13° - Los desafiantes no pueden combatir entre sí, desde el momento en que han presentado reglamentariamente su desafío, hasta después de su eliminación de la selección.

 

Homologación del desafío

 

Artículo 14° - Una vez homologado el desafío, le será comunicado por escrito al Campeón de la categoría, dentro de los siete días corridos de la declaración oficial de la homologación.

Artículo 15° - El Campeón de la categoría, después de notificado de la homologación del desafío, tendrá un plazo de treinta días a contarse de la fecha de declaración oficial de la homologación, para contestar por escrito la aceptación del desafío. En esa contestación, el Campeón deberá expresar únicamente si acepta o no el desafío, absteniéndose de cualquier manifestación al respecto.

Artículo 16° - Hasta tres meses después de obtenido el título, el Campeón Uruguayo no estará obligado a combatir por el mismo título.

Artículo 17° - El privilegio que señala el artículo 16 a favor del Campeón, no regirá cuando el título de la categoría fuera obtenido por negarse el Campeón anterior a poner en juego el título con el desafiante homologado o por las situaciones previstas en el artículo 48.

Artículo 18° - La negativa a aceptar el desafío por parte del Campeón, sólo podrá fundarse en la causal contemplada por el artículo 16. Después de dicho lapso, comenzará de inmediato, sin intervalo, el término de treinta días señalado en el artículo 15.

Artículo 19° - Si el Campeón manifestara conformidad con el desafío, el combate por el título deberá realizarse en un plazo no menor de sesenta días ni mayor a setenta y cinco días corridos, a contarse de la fecha de homologación del desafío por la Comisión Nacional de Boxeo.

Artículo 20° - Una vez fijada la fecha para el combate por el título, ni el Campeón ni el desafiante pueden boxear en público antes de hacerlo entre sí.

Artículo 21° - El desafiante que combatiera públicamente con un profesional de la categoría por cuyo título desafió y fuere vencido, podrá perder su derecho a combatir con el Campeón, a juicio de la Comisión Nacional de Boxeo. Si así se decidiera, el ganador del desafiante tiene derecho a reemplazar a éste en el combate por el título de Campeón, en cuyo caso deberá hacérselo saber por escrito, dentro de los ochos días de logrado el triunfo, a la Comisión Nacional de Boxeo, cumpliendo con los requisitos de los artículos 5 y 6 de este Reglamento.

Artículo 22° - Una vez concertado el combate por el título, los compromisos que tengan tanto el Campeón como el desafiante, fuera de los casos contemplados en este Reglamento, quedan automáticamente postergados para una nueva fecha a señalarse. Tampoco podrá el Campeón una vez concertado el combate por el título, renunciar al mismo o negarse a combatir sin causa justificada a juicio de la Comisión Nacional de Boxeo; en tales casos será privado del título, que pasará al desafiante homologado y sufrirá una suspensión de seis meses en el ejercicio de su profesión, con notificación a las entidades nacionales y extranjeras a sus efectos. Todo ello sin perjuicio de las acciones de orden judicial que pudieren corresponder.

 

Compromisos del Campeón

 

Artículo 23° - Cuando un Campeón Uruguayo exprese su deseo de desafiar al poseedor del título continental o mundial de su categoría, la Comisión Nacional de Boxeo, -si lo considera pertinente-, gestionará la homologación oficial del desafío ante los organismos internacionales que correspondan. En tales casos, el pretendiente entregará a los mismos fines establecidos en el artículo 6, la suma de $ 1.000 (mil)

Artículo 24° - Si el Campeón Uruguayo debiera realizar un combate en el extranjero, según contrato que legalizado, hubiera sido depositado en la Comisión Nacional de Boxeo y encontrándose aún en el país, le fuera homologado desafío por el título nacional, estará obligado a contestarlo en los términos del artículo 16, mas, si su embarque se realizara antes de vencido el plazo, éste quedará suspendido y comenzará a corres nuevamente por los días faltantes, desde el sexto día de cumplido el compromiso en el extranjero.

Artículo 25° - La disposición del artículo anterior no rige para los combates que el Campeón Uruguayo realice en cualquier punto del país.

Artículo 26° - En la situación prevista en el artículo 24, la aceptación del desafío por el título nacional, podrá ser comunicada por telegrama desde el extranjero, ratificándola simultáneamente por carta por vía aérea; pero, si hubiera regresado al país, deberá hacerlo por escrito dentro del plazo.

Artículo 27° - El Campeón Uruguayo que se ausente al extranjero, para realizar combates o por otro motivo cualquiera, deberá poseer la autorización de la Comisión Nacional de Boxeo anticipadamente a su viaje y toma la obligación de comunicar de inmediato todo cambio de residencia, con mención precisa de la representación consular más próxima a la que se le dirigirá la correspondencia. La Comisión Nacional de Boxeo no autorizará la actuación del boxeador en el extranjero si compromisos pendientes registrados en la misma se oponen a ello, salvo conformidad expresa de los signatarios. En caso de desobediencia a las disposiciones del presente artículo podrá ser sancionado con suspensión en el ejercicio de la profesión por hasta seis meses según la gravedad del caso y/o con la pérdida del título a juicio de la Comisión Nacional de Boxeo. De estas decisiones se dará cuenta al boxeador o a su representante, a las entidades nacionales y oficiales y a las entidades internacionales que correspondan.

Artículo 28° - Si durante la situación prevista en el artículo anterior, la Comisión Nacional de Boxeo homologara desafío al título de Campeón Uruguayo ausente en el extranjero, se lo hará saber mediante carta certificada por vía aérea, para que conteste en el plazo de cuarenta y cinco días a contarse de su expedición. Si el Campeón Uruguayo tuviera un representante legal debidamente apoderado por escritura ante Escribano Público, la respuesta del apoderado surtirá todos los efectos emergentes del mandato.

Artículo 29° - El combate por desafío homologado antes o durante la ausencia del Campeón Uruguayo, deberá realizarse en el plazo señalado en el artículo 19, a contarse del día de su regreso debidamente certificado; peri si en esta oportunidad estuviera pendiente de realización, la selección de desafiantes a que se refieren los artículos 9 y 10, dicho plazo comenzará a correr desde el día siguiente del último combate del que haya surgido el desafiante ganador.

 

Pesaje

 

Artículo 30° - Cualquiera sea la categoría de los boxeadores, todos deberán someterse al pesaje obligatoriamente y registrar su peso. El pesaje será hecho a cuerpo desnudo, el mismo día del combate, en balanza de peso muerto o a palanca, en el local que de la Comisión Nacional de Boxeo designe.

Artículo 31° - El pesaje se realizará con antelación no menor a ocho horas a la fijada para comienzo del espectáculo; pero, si uno o ambos combatientes estuvieren excedidos, tienen derecho a un nuevo pesaje hasta cuatro horas antes del comienzo de la reunión.

Artículo 32° - El peso reglamentario de las distintas categorías es:

 

Categorías

Hasta Kgs.

Mosca

50.802

Gallo

53.525

Pluma

57.152

Liviano Ligero

58.967

Liviano

61.237

Medio Mediano Ligero

63.503

Medio Mediano

66.678

Medio Ligero

69.853

Mediano

72.574

Medio Pesado

79.378

 

Más de Kgs.

Pesado

79.378

 

Reglamento de Combates

 

Artículo 33° - el desarrollo de los combates se regirá por los Reglamentos en vigor.

Artículo 34° - En la disputa de los combates por la selección y/o por el título de Campeón Uruguayo, se usarán guantes de 6 onzas (171 gramos) para los pesos mosca hasta liviano inclusive y de 8 onzas (227 gramos) para los demás pesos.

Artículo 35° - El combate por el título tendrá una duración mínima de 12 rounds y máxima de 15 rounds, de tres minutos cada uno y un minuto de descanso. Si los combatientes no se pusieran de acuerdo, la duración será la misma del combate en que el Campeón obtuvo el título o la marcada por la Comisión Nacional de Boxeo en su defecto.

 

Obtención y pérdida del título

 

Artículo 36° - El título de Campeón Uruguayo será disputado en combate por desafío homologado, cuando ambos adversarios acusen el peso reglamentario. Si en el último pesaje, uno de los contrincantes no diera el peso de la categoría y el combate se realizara igualmente, el título será ostentado por quien haya dado el peso reglamentario.

Artículo 37° - El Campeón Uruguayo conservará el título:
a) si ganara el combate por la disputa del título;
b) si los formularios marcaran empate;
c) cuando el rival se excediera en el peso, o no compareciese al pesaje o al cuadrado;
d) cuando por cualquier otro causal imputable al rival, no se realizara el combate;
e) cuando el rival fuera descalificado en el combate o cometiese infracciones graves.

Artículo 38° - El Campeón Uruguayo perderá el título:
a) si fuese vencido en el combate por el título;
b) si se excediera en el peso o no compareciera al pesaje o al cuadrado;
c) si fuera descalificado en el combate o cometiera infracciones graves;
d) si no se empleara necesariamente para definir el combate a su favor o se comprobara que existe arreglo previo entre los adversarios acerca de su resultado final;
e) en los demás casos completados en este Reglamento.

Artículo 39° - El desafiante obtendrá el título:
a) cuando venciere al Campeón en el combate;
b) cuando el Campeón se excediera en el peso y el desafiante, en cambio, lo diera reglamentariamente;
c) cuando el Campeón fuera descalificado en el combate;
d) en los demás casos expresamente completados en este Reglamento.

Artículo 40° - El desafiante no tendrá derecho al título:
a) cuando fuere vencido por el Campeón;
b) cuando los formularios marcaran empate;
c) cuando cometiera infracciones graves en el combate o fuera descalificado;
d) en la situación del artículo 37 inciso d);
e) en los demás casos contemplados en este Reglamento.

Artículo 41° - Si ambos adversarios se hubieran excedido en el peso de la categoría, el desafío será anulado y declarado vacante el título.

Artículo 42° - Si el exceso de ambos contrincantes sobrepasara los 500 gramos, el combate se llevará a cabo igualmente pero sin estar en juego el título. El combate se cumplirá asimismo, en el caso de que uno de los boxeadores estuviera excedido en el peso en más de 500 gramos y tal exceso no atentara contra la paridad del combate.

Artículo 43° - Si el Campeón Uruguayo silenciara su respuesta al desafío en los plazos y formas que señalan los artículos 15 y siguientes o no regresara al país al vencimiento del término acordado, perderá automáticamente su título de la categoría que corresponde, el que pasará a poder del desafiante; pero, si esta situación ocurriera durante la selección de desafiantes que señalan los artículos 9 y 10 el ganador de esta selección, será declarado asimismo, Campeón Uruguayo.

Artículo 44° - El Campeón Uruguayo que perdiera su título de acuerdo con el artículo anterior, tendrá prioridad a cualquier otro boxeador a desafiar al nuevo Campeón, dentro de los treinta días de la declaración oficial de pérdida de título. Si dejara vencer ese plazo, el desafío se reglará de acuerdo a las disposiciones de los artículos 6 a 13 de este Reglamento.

Artículo 45° - Si en la situación del artículo 38 el Campeón tuviera pendiente de cumplimiento un desafío ya homologado, el combate pendiente por tal desafío será cumplido por el vencedor, en los plazos y forma que se hubieran ya acordado.

 

Penalidades

 

Artículo 46° - El exceso de peso de uno o de ambos boxeadores, en más de 500 gramos, les hará pasibles de la sanción que a juicio de la Comisión Nacional de Boxeo se considere pertinente.

Artículo 47° - Cuando el combate no se realizara por incomparecencia al pesaje o al cuadrado, por exceso en el peso p cualquier otra causal grave imputable a uno o ambos boxeadores, la suspensión a aplicarse al o a los culpables, no será inferior a un año, a juicio de la Comisión Nacional de Boxeo.

Artículo 48° - La infracción a lo dispuesto en el artículo 20 será penada:
a) si es cometida por el desafiante: con la anulación del combate concertado con el Campeón y pérdida inexcusable del depósito que señala el artículo 6;
b) Si es cometida por el Campeón: con la pérdida del título de Campeón Uruguayo de la categoría, que pasará al desafiante;
c) si es cometida por ambos, con las pérdidas que señalan los incisos anteriores y la declaración de vacancia del título de Campeón Uruguayo.
Las penas contempladas precedentemente, llevarán la accesoría de suspensión por término no menor de doce meses y el dinero en efectivo quedará en beneficio de la Comisión Nacional de Boxeo.

 

Vacancia de títulos

 

Artículo 49° - La vacancia de un título por abandono, renuncia, inhabilitación, impedimento físico, fallecimiento o por cualquier otra causal resultante de la actuación del Campeón además de lo previsto en este Reglamento, será cubierta mediante llamado a selección conforme al “ranking” que por orden alfabético establezca la Comisión Nacional de Boxeo, dentro de los noventa días de la declaración oficial de vacancia.

 

Financiación

 

Artículo 50° - Los combates por la disputa del título de Campeón Uruguayo, serán realizados en locales de capacidad necesaria para asegurar la más numerosa concurrencia de público y serán preferentemente cerrados. Las empresas que cuenten con estos locales, deberán informarlo a la Comisión Nacional de Boxeo para determinarse en cual de ellos se cumplirán los combates selectivos y el de campeonato.

Artículo 51° - No se admitirán proposiciones de empresas que no hayan realizado espectáculos de box profesional, por lo menos de un año antes de presentarse la proposición.

Artículo 52° - Serán requisitos financieros esenciales para el otorgamiento del derecho señalado en este capítulo:
a) que el cincuenta por ciento de las entradas obtenidas, deducidos los gastos que se señalan en el artículo siguiente, se destine a la bolsa de los competidores, en la proporción del sesenta por ciento para el Campeón y del cuarenta por ciento para el desafiante, salvo estipulación distinta de las partes, hechas en el contrato;
b) que los precios de las localidades no sean inferiores al menor fijado en el combate anterior por el título, tomando este precio de cualquier categoría;
c) que el programa de la reunión se complemente con peleas que no excedan de 8 rounds;
d) para los casos de selecciones entre dos o más desafiantes, el porcentaje a repartir se establecerá de común acuerdo de las partes y de acuerdo a la importancia de los contendientes. También en esta situación la bolsa se establecerá de la recaudación bruta, previo descuento fijado en el artículo 53.

Artículo 53° - Son gastos esenciales a deducirse del monto bruto de las entradas: el pago de los impuestos nacionales y municipales que graven el espectáculo y todo otro que se estipule por las partes en el contrato.

Artículo 54° - Si no hubiera empresa promotora, dentro de las condiciones precedentes interesada en la realización de los encuentros, la Comisión Nacional de Boxeo, tomará a su cargo el cumplimiento de los combates, cuya organización y financiación se sujetará a las siguientes reglas:
a) determinará el número de combates preliminares, cuya duración no excederá cada uno de 8 rounds;
b) convendrá la propaganda publicitaria y de todo orden que sea menester realizar;
c) fijará los precios que han de regir para las localidades;
d) determinará los gastos auxiliares de imprescindible realización;
e) abonará el precio de arrendamiento del local;
f) satisfará los impuestos nacionales y municipales que graven el espectáculo
g) El producido neto resultante, lo distribuirá en esta proporción: 57,5 % para el Campeón, 32,5% para el desafiante y 10% para la Comisión Nacional de Boxeo.

Artículo 55° - Las bolsas serán entregadas a los competidores en las proporciones estipuladas en el contrato, con abstracción de la definición del combate. Sólo por causas graves, producidas durante el desarrollo del combate, podrá la Comisión Nacional de Boxeo, ordenar la retención de la bolsa de uno o ambos contrincantes; la declaración de pérdida de la bolsa se hará conjuntamente con el destino del importe.

 

Disposiciones varias

 

Artículo 56° - El depósito que marca el artículo 6 de este Reglamento quedará a beneficio de la Comisión Nacional de Boxeo, aparte de lo dispuesto en el artículo 48:
a) cuando el desafiante pierda el combate por el título;
b) Cuando el desafiante no se presente al pesaje el día del combate o no dé el peso reglamentario o no se presente al combate;
c) cuando los desafiantes de una misma categoría sean eliminados en la selección.

Artículo 57° - El depósito será devuelto al desafiante:
a) cuando resultara ganador del combate por el título o en cualquier caso fuera proclamado Campeón Uruguayo;
b) Si en el combate por el título los formularios fallaran empate;
c) si el Campeón no se presentara al pesaje el día del combate o no diera el peso reglamentario o no se presentara al combate.

Artículo 58° - Todo contrato que se registre en la Comisión Nacional de Boxeo sobre combates por el título o su selección, deberá contener una cláusula o agregarse en esa oportunidad, por la cual se deja expresa constancia que la pelea se realizará sometida a las disposiciones del Campeonato Uruguayo de Profesionales de la Comisión Nacional de Boxeo.

Artículo 59° - Todo boxeador que ostente el título uruguayo o que haya obtenido la homologación de su desafío a un Campeón Uruguayo, Sudamericano o Mundial, deberá guardar una conducta pública que no afecte a su jerarquía deportiva. El incumplimiento de esta norma lo hará pasible de sanciones a juicio de la Comisión Nacional de Boxeo, las que se aplicarán previo sumario, sin perjuicio de suspender al imputado preventivamente si el voto de la mayoría de los Miembros de Comisión Nacional de Boxeo así lo resuelve.

Artículo 60° - Todo aspecto no previsto en este Reglamento, será considerado y decidido por la comisión Nacional de Boxeo.

Montevideo, setiembre de 1968 – Aprobado el 2 de octubre de 1968.